sábado, 21 de febrero de 2009

Televisión no es mala, le damos un mal uso



La televisión digital promete no sólo romper con la linealidad de la programación tradicional, mostrando más de un contenido interactivos a la vez; sino contribuir a este nuevo territorio establecido por la educación y la comunicación, en ayudar al control de los contenidos que se exponen a los menores, y dándonos más opciones de programas para escoger ver con ellos.
Agustín García señala como reto: hacer una televisión interactiva, cuyos sean un complemento con el que los colegios puedan contar.

No nos podemos dar el lujo de cruzarnos de brazos y esperar que los niños los usen a expensas de la enseñanza impartida, ya que en la balanza de su tiempo, gastan más en ellos que en el colegio. No hacer algo al respecto podría ser amenazante para la enseñanza.
Comparto con la opinión del autor de que los padres o apoderados de los niños, deben de ver los programas junto con ellos, discutir y conversar acerca de sus contenidos, y dialogar para encontrar juntos un programa que puedan ver todos en familia (educativo y entretenido).
Pero en un mundo que se vuelve más competitivo día a día, muchos padres trabajan y estudian un doctorado, o tienen dos trabajos para poder subvencionar los gastos de la canasta familiar, o sin ir muy lejos de nuestra realidad... no todos somos afortunados y tenemos un trabajo estable y bien pagado en este país ¿De qué manera los padres tendrían tiempo para dedicarse a ver junto con sus hijos los programas que estos sintonizan? He aquí una nueva responsabilidad que debemos cuidar los futuros padres en el crecimiento de nuestros hijos, el dejarlos solos con la TV podría ser un error fatídico.

Mientras que por otro lado, los comunicadores y educadores deben trabajar aliarse en la creación de nuevos programas que eduquen implícitamente a los niños. Programas sin la etiqueta de "educativos" ya que se tiene el prejuicio de que todo programa educativo es aburrido.
¿Quién no recuerda programas como "El Fantasma Escritor (serie de suspenso en el cual por medio de
pistas se enseñaba a escribir), "El Capitán Planeta (la serie animada de acción que enseñaba cómo se contamina la naturaleza y qué hacer para ayudarla), o "El mundo de Beackman" (programa cómico en el que enseñaban ciencias de forma divertida)?
Estos programas dejaron de existir porque lamentablemente más lucrativo resulta exhibir violencia, humor pícaro, erótico y grosero, programas como South Park, Padre de Familia, Los Simpsons (que aunque este programa resulte ser una crítica a la sociedad, los niños no entienden el verdadero fin del programa y sólamente imitarían las cosas negativas que se muestran).
Quienes entendemos el mundo de los "nativos digitales" creo que podemos desarrollar la capacidad de crear nuevos programas que sean afines con las nuevas formas de sentir de estos, mejor aún si logramos que estos programas sean capítulos de determinados cursos que se puedan aplicar en los colegios.

Es un reto no imposible si nos lo proponemos, todo está en buscar hacer que cada detalle sea basado en los intereses de los niños. Los programas deben requerir un buen guión, personajes interesantes... así como tantos creadores se esmeran por hacer buenas historias, nada les costaría añadirle tan sólo un mensaje positivo, pues este detalle enseña bastante.

La empresa chilena ReCrea señala algunos aspectos que hay que tomar en cuenta de cómo hacer un programa interesante, cómo también discute los problemas que existen hoy en los programas y otros medios de enseñanza, de los cuales podemos reflexionar cosas interesantes.

3 comentarios:

  1. pz nO le enthendii joO joO

    ResponderEliminar
  2. 3sto no essss loqk kqeria ok

    ResponderEliminar
  3. me gusto la musica al entra al blog, como se llama?

    ResponderEliminar